Pâté Teewurst envuelto en masa filo

Un aperitivo para quedar como rey… o reina. Con almendras, dátiles y eneldo fresco

6 personas • 45 minutos

  • 2 pâtés Teewurst de Cecinas Llanquihue
  • 1 puñado de almendras saladas
  • 1 puñado de dátiles
  • 5 ramitas de eneldo fresco
  • 1 disco de masa filo
  • 1 huevo

Prende el horno a temperatura media. Corta las almendras en cuartos y los dátiles en rodajas. Echa todo en un bowl y agrega los dos pâtés. Echa un poco de aceite de oliva, pimienta fresca y el eneldo picado. No agregues sal, ya que el pâté tiene suficiente.

Con una espátula de goma, incorpora bien todo hasta que la mezcla quede pareja.

Sobre una tabla grande o sobre el mesón, extiende el disco de masa. En el centro echa la mezcla y repártela dejando un rectángulo de unos 15 centímetros de largo por unos 7 de ancho.

Con cuidado, dobla encima un lado y luego el otro. Luego dobla las puntas, apretando bien para que la masa se selle. Que quede como una empanada larga.

Echa un poco de harina sobre la lata del horno y repártela sobre la superficie con la palma de la mano. Con calma toma el rollo y ponlo en el centro de la lata.

En un pocillo chico, bate bien el huevo. Con un pincel, o una cucharita, pinta toda la superficie de masa. Haz unos 5 hoyitos en la parte de arriba con un mondadientes o la punta de un cuchillo.

Hornea por alrededor de 15 minutos, o hasta que la masa esté dorada. Saca del horno y deja enfriar. Sirve a temperatura ambiente.