Crema de camotes asados con chorizo

Suave dulzor con rodajas de chorizo doradas al oporto y romero.

2 personas • 1 hora

  • 2 camotes grandes
  • 2 papas, peladas
  • 1 litro de caldo de carne o de verduras
  • 4 chorizos Llanquihue
  • Oporto
  • Romero

Prende el horno a temp media-alta. Sobre la lata del horno extiende un pedazo de papel metálico. Lava bien los camotes (pélalos si quieres) y córtalos en rodajas de 1cm aprox. Lo mismo con las papas.

Ponlas en un bowl y echa unos buenos chorros de aceite de oliva, sal de mar y pimienta.

Incorpora bien y pon las rodajas sobre la lata del horno. Hornea hasta que estén blandas, unos 20 minutos, cuidando que no se quemen por el lado de abajo. Mejor si las das vuelta al medio tiempo.

Calienta en una olla grande el caldo. En este caso usé uno de carne que tenía guardado. Cuando el camote esté listo, echa las rodajas en el caldo y rómpelas un poco con la cuchara de palo. Luego licúa con la mini-pimer. Deja calentando la olla a fuego bajo y sobre el tostador.

Corta los chorizos en rodajas. Calienta un sartén con un poco de aceite y dóralas por lado y lado, con unas pocas hojas de romero. Echa unos chorritos de oporto. Deja que el líquido se reduzca un minuto para que se evapore el alcohol. Agrega 1 cucharadita de azúcar, mezcla bien y apaga el fuego.

Sube el fuego de la sopa, prueba cómo está de sal. Sirve en bowls con las rodajas de chorizo encima y el jugo que quedó en el sartén.