Jamón serrano, sabor para paladares exquisitos

Este tipo de jamón suele ser el favorito de los paladares exigentes acostumbrados a gustos refinados. El jamón serrano no es cualquier tipo de jamón. Conoce aquí los detalles de esta delicia derivada del cerdo.

Te puede interesar: 4 maneras de preparar platos con tocino ahumado

Jamón serrano: Un proceso de preparación de Altura

Este tipo de jamón tienen su origen en España, de ahí, se ha extendido por todo el mundo, siendo uno de los jamones predilectos por aquellos que quieren brindarle a su paladar lo mejor de las carnes porcinas.

Para obtener esta exquisitez, se pone a sacar las patas traseras del cerdo y al tercer día se procede a realizar el salado de la pieza entera, a este proceso se le denomina curación. Esto se realiza generalmente en lo alto de una sierra, de dónde proviene su nombre “jamón serrano”. 

Degustación y disfrute

Son muchas las formas de disfrutarlo, desde aperitivos y pizzas, hasta ensaladas y sándwiches.

Aperitivos

1 – Al plato

Una de las formas más comunes es servir cortes de jamón serrano en un plato llano, puedes acompañarlo con el queso de tu preferencia: suizo, roquefort, mozzarella, etcétera.

2 – Con frutas

Una alternativa ideal, especialmente en verano, son las brochetas de jamón serrano con frutas. Puedes combinarlo con piña, palta o melón. 

3 – Tapas de jamón serrano

Corta rodajas de pan, rocíalos con aceite de oliva, colócale un tomate cherry, un trocito de queso Brie y un rollito de jamón serrano. Ya tienes un aperitivo digno de reyes.

Pizzas, Sándwiches y ensaladas con jamón serrano

Hay infinidad de combinaciones para crear el sándwich o la pizza predilecta, algunas fórmulas están influenciadas por la región geográfica donde la consumas, por ejemplo, en la región del Mediterráneo de seguro conseguirás muchas opciones con mariscos y derivados del mar, pero aquí te daremos algunas ideas que podrás poner en marcha en tu cocina:

Pizzas

Los acompañantes perfectos para cualquier pizza con jamón serrano pueden ser: berenjena, champiñón, calabacín, cebollas, aceitunas, tomate, espárragos y por supuesto, cualquier tipo de queso. combina cualquiera de estos ingredientes con jamón serrano y por supuesto, la base de toda pizza (mozzarella y salsa de tomate), para obtener la pizza perfecta.

Puede interesarte: Trucos y los mejores ingredientes para una pizza deliciosa

Sandwich

Una vez que has escogido tu pan favorito, puedes untarlo con salsas o mantequillas según tu gusto y rellenarlo con algunos de estos ingredientes combinados según tu preferencia: lechuga, aceitunas, queso crema o laminado, champiñones, rúcula o tomate, así tendrás un sándwich de jamón serrano sin disminuir su sabor.

Ensaladas

Al igual que las pizzas y los sándwiches, la combinación para crear la ensalada ideal dependerá en gran parte del gusto del comensal. Los ingredientes que puedes mezclar para obtener una ensalada que no disminuya la relevancia del jamón serrano son: lechuga, rúcula, palta, espárragos, tomate, aceitunas, queso parmesano y aderezos con base de aceite de oliva y/o aceto balsámico.

En cualquiera de los 3 casos puedes hacer una versión caprese, bien sea en pizza, sándwich o ensalada, solo necesitarás -además de la base según el caso: masa, pan o lechuga-, rodajas de tomate, queso mozzarella, albahaca, aceite de oliva y sal al gusto ¡Y ya está! una versión italianísima de tu plato favorito.

Otras opciones para disfrutar del jamón serrano

Sal de jamón

Esta no es sal en estricto rigor, sino un polvo hecho con jamón serrano, para darle sazón a tus ensaladas, tapas, pizzas y sopas. Se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos, debido a que le da un toque especial a tus platos favoritos. Es fácil de hacer, hornea algunas láminas de jamón serrano entre papel vegetal, deja enfriar y luego tritúralas con un mortero de cocina así obtendrás este revolucionario sazonador.

Guisos

Puedes hacer tus guisos para legumbres y sopas con ese tipo de jamón, solo debes tener cuidado de no dejarlo secar demasiado.

Este jamón es un delicioso y sofisticado manjar con el que puedes deleitar a tus invitados de forma elegante y sin recurrir o complicadas recetas. Puedes servirlo con un buen vino, espumante, cerveza o alguna bebida liviana que no le reste importancia al jamón en tu paladar.

También puedes leer: Picoteo: 5 Ideas para preparar las mejores tablas

Deja tu comentario

Your email address will not be published.